Si el campo sale del TLCAN habrá soberanía alimentaria

Milenio.com 15.21 Alejandra Garduño.

  • Demandan a las autoridades federales que el capítulo de este sector quede fuera del Tratado debido a los daños que ha generado.

Académicos de la Universidad Autónoma Chapingo, organizaciones campesinas y especialistas demandaron a las autoridades federales la salida de nuestro país del capítulo del campo del TLCAN debido a los efectos dañinos que ha generado, y también como parte de los esfuerzos para alcanzar la soberanía alimentaria del país.

Además, exigieron el diseño y aplicación de políticas efectivas para sacar a ese sector del abandono en que se encuentra.

Lo anterior fue expuesto durante el foro denominado «Posicionamiento de la UACh frente a una eventual renegociación del TLCAN», donde varios de los ponentes criticaron que no haya funcionarios capaces vinculados al campo y especialistas para hacer frente a una posible renegociación, esto ante los embates del mandatario estadounidense Donald Trump, donde lo que ha prevalecido es la improvisación a cargo de personajes sin experiencia.

En su oportunidad, Sergio Barrales Domínguez, rector de la UACh, destacó que «debido a que no nos ha ido bien en general a todos los que estamos inmersos en el campo, conviene de manera muy clara decir que la posición dentro de la renegociación es sacar al campo del TLCAN. Conviene sacarlo porque Trump no va a ver con buenos ojos el querernos ayudar dentro del sector agropecuario».

El directivo universitario remarcó que «la única salida para el campo mexicano para recuperar la soberanía alimentaria, disminuir la pobreza y afrontar el magno desafío de la migración, consiste en un replanteamiento de fondo en base al fortalecimiento de la agricultura campesina».

Sostuvo que el Tratado fue concebido por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari únicamente como un mecanismo de integración de México a la economía estadounidense, «y como una política de estado para convertir a México en potencia agro-exportadora de manos de las corporaciones trasnacionales».

Dijo que en el balance general, los efectos han sido más negativos que positivos, y que entre las consecuencias más evidentes está la dependencia alimentaria, la pobreza en el área y la emigración de las zonas rurales.

En tanto, Víctor Suárez Carrera, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), aseguró que El Movimiento Campesino Nacional respalda íntegramente la posición de la UACh en torno a sacar el capítulo de la alimentación e impulsar una estrategia de recuperación de la agricultura campesina para la independencia alimentaria así como el desarrollo rural de México.

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.